La LOPD y el peligro de adaptarla uno mismo/a

Cuando se tiene una empresa de pequeño tamaño la tentación de hacer las cosas uno mismo y ahorrarse el pagar una factura es siempre tentadora. Por eso, seguro que a más de uno se le habrá pasado por la cabeza no contratar a empresas que adaptan la LOPD y hacerlo siguiendo los consejos que pueden verse explicados en muchas Webs.

Algunos expertos en leyes han realizado muy buenos tutoriales sobre cómo adaptar esta Ley, incluso hay información muy útil en la propia página del Estado, por tanto, ¿qué podría salir mal al respecto?

¿Qué consejos les das a tus clientes?

Si tienes una empresa, dependiendo de a qué te dediques es fácil que muchos de los clientes que recibes lleguen a ti tras haber intentado hacer el trabajo ellos mismos. Esto ocurre mucho con las empresas de reformas, que para cuando se las solicita la persona ya ha tratado de seguir tutoriales para hacer ellos mismos los trabajos.

Si es así, conoces bien las consecuencias de este tipo de acciones: al final la factura va a ser más cara porque no solo se va a tener que hacer el trabajo inicial, también se va a tener que solucionar todo el desbarajuste que la persona haya causado al querer hacerlo por su cuenta.

Y seguro que en estos casos les habrás dicho a tus clientes que los profesionales estáis para algo y que la próxima vez deberían de confiar en quienes saben hacer las cosas. ¿No deberías de aplicarte tú este mismo consejo respecto a las empresas adaptación LOPD?

Cada profesional es bueno en su propio campo y seguro que tú eres muy bueno en tu negocio. Pero cuando se habla de la LOPD los expertos en ese tema somos los que mejor podemos cumplir con tus necesidades.

No es oro todo lo que reluce

No, no es oro todo lo que reluce ni se ahorra cada vez que no se paga. Piensa en el tiempo que te puede llevar realizar la adaptación. Aun en el caso de que lo hagas bien y teniendo en cuenta que partes de cero en conocimientos y experiencia, ¿no resultaría más rentable que ese tiempo lo dedicaras a tu trabajo habitual en la empresa?

Y esto por no hablar de que si la adaptación no se hace tan bien como uno cree que puede hacerla, las multas pueden ser muy importantes y no solo no se habría ahorrado nada de dinero, sino que el hacerlo uno mismo habría salido muy caro.

Comparte esta entrada si te ha gustado o resultado interesante

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on google
Google+
Share on telegram
Telegram
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on print
Imprimir

Deja tu comentario

LlámanosWhatsappWhatsapp